abril 24, 2024

Por Sergio Mejía Cano

En las redes sociales circula un escrito que aparentemente no tiene autoría; sin embargo, invita a la reflexión por su contenido, pues debido al affaire que generó la publicación de los libros de texto gratuitos de los que mucha gente de la noche a la mañana se dijo experto en su contenido y por lo mismo criticó su contenido que, en realidad la mayoría no lo revisó y mucho menos lo entendió y obviamente que se dejó ir por lo que se dijo tanto en algunos medios informativos, así como en rede sociales, el escrito en cuestión da pie para opinar.

Este escrito comienza en que un juez le pregunta al asesino del entonces presidente egipcio Anwar El Sadat, porqué lo había asesinado, y el presunto asesino responde que porque era un secular. De inmediato el juez vuelve a preguntar al asesino qué significa secular; pero el asesino responde enfáticamente no saber.

En otro caso referente a un intento de asesinato sobre el fallecido escritor egipcio Naguib Marfuz, el juez pregunta que había tratado de apuñalar al escritor por qué lo había hecho, el terrorista contestó que por su novela “Los niños de nuestro barrio”. Entonces el juez pregunta al criminal al agresor si había leído la novela, a lo que el posible criminal respondió que no la había leído,

Y he aquí el meollo del asunto, porque muchas personas se dejaron ir con la finta de lo que se informa en contra de estos libros de texto gratuito sin confirmar de bien a bien si era verídico lo que se informaba, sobre todo del ese mentado virus del comunismo, palabra de la que en cierta forma no tiene ni tendría por qué alarmarnos debido a la raíz de la palabra, pues comunismo nace de la raíz común, de comunidad, de comúnmente, etcétera. El problema fue que los gringos en su afán de denostar a la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), satanizaron la palabra comunismo como si fuera lo peor que lo podía ocurrir a la humanidad, porque podría imponerse ese sistema a la explotación del hombre por el hombre que es la base del capitalismo.

Ya lo han dicho infinidad de expertos a lo largo de la vida de que todos los sistemas bien aplicados podrían resultar benéficos para la humanidad; sin embargo, es la misma mano del hombre la que descompone todo. De ahí que tanto capitalismo como socialismo, fascismo, feudalismo, monarquismo e incluso el mentado comunismo, podrían haber dado resultados benéficos para la humanidad si no estuviera de por medio la ambición de los hombres, la corrupción, el afán de enriquecimiento, de poder, de someter, de embrutecer, de enajenar, doblegar y manipular a quienes son las bases de la generación de la riqueza que podría ser de los países y no de unos cuantos, es por que lo que todo se ha ido al traste irremediablemente.

Muchos medios de información se han encargado de manipular la información, tal y como ahora aconteció y que, a pesar de estar ya en pleno siglo XXI, aún hay personas que se dejan manipular por informaciones falsas debido a que no profundizan en investigar más allá de lo que vieron y oyeron en televisión y hasta en redes sociales o en el peor de los casos, por lo que les dicen familiares, vecinos o conocidos quienes tampoco están bien informados sino que, por lo que también les dijeron, oyeron o vieron, se dejan ir nada más con eso y tan, tan.

En las críticas a estos nuevos libros de texto, se dijo casi desde al principio que se estaban eliminando las matemáticas, hay quien comenta que a los alumnos se les impartirán a partir del quinto grado de primaria; pero hay mucha gente que está en plena conciencia de que las matemáticas ya se van a eliminar por completo de la enseñanza básica.

Afortunadamente esto se ha ido aclarando poco a poco y más, con las conferencias vespertinas en Palacio Nacional en donde expertos en la materia de Educación han estado respondiendo respecto a los errores que se dice están en estos libros tales como fechas y datos históricos equivocados, cosas que se pueden y se están corrigiendo con la fe de erratas. Y, en cuanto a lo de la eliminación de las matemáticas, ya se ha respondido al respecto añadiendo por los responsables que las matemáticas no se pueden eliminar debido a que son la base de todo en sí, pues sin las matemáticas no hay avances en nada en lo absoluto, ya que prácticamente para todo se ocupan las matemáticas.

Así que, si a muchos padres de familia que están convencidos de no permitir la publicación de estos libros se les preguntara si ya los leyeron, sorprendería la respuesta.

Sea pues. Vale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights