abril 24, 2024

Por Sergio Mejía Cano

Cada día que pasa se torna más alarmante la falta de lluvias, lluvias que ahora han escaseado pues no se han presentado como en otras temporadas. Si bien se dice que en los alrededores de Tepic sí ha llovido intensamente, en lo que es la zona urbana no han caído precipitaciones como en otros años. ¿Por qué? Pues hay quienes señalan que esto se debe a la deforestación que se ha dado en aras del crecimiento de la mancha urbana.

Y claro que esto es muy evidente, pues la mayor parte de la capital nayarita luce prácticamente sin vegetación de ningún tipo, si acaso algunos árboles de ornato en una que otra calle del centro de la ciudad; pero en parques, jardines y plazas del entorno, lucen muy trasquilados y escasos de arbustos, ya no se diga de árboles.

Preguntando aquí, allá y acullá respecto a la falta de lluvia, hubo quien respondió que la vegetación llama la lluvia y sirven sus raíces para reabastecer los mantos freáticos, así que la falta de arbustos o cualquier tipo de vegetación ya no llega la lluvia como antes y por lo mismo, el subsuelo se reseca y por ende se incrementa el calor, por lo que el clima cálido en la ciudad es más que evidente. Y si acaso llega a llover, como ahora las lluvias ya no son continuas, posteriormente al bajar el agua se vaporiza con los rayos del Sol y obviamente aumenta la sensación de calor.

Sin embargo, posiblemente la falta de lluvias no sea nada más por la falta de vegetación, sino también al cambio climático al que han hecho mucha referencia varias voces de expertos en el clima mundial, cambios climáticos a los que mucha gente no le hace caso o no cree que sea cierto; pero para creer no basta nada más creer, sino ver lo evidente de cómo están cambiando los climas en el mundo dando paso a sequías, inundaciones, temblores y embates de la Naturaleza en partes del mundo donde antes no se daban. Y he ahí los glaciares desbaratándose disminuyendo su tamaño considerablemente, por lo que las posibles consecuencias ya no tarden en hacerse presentes cada vez más.

Lo que podría considerarse como más alarmante y preocupante por la falta de lluvias, es lo que está pasando en el campo, pues muchos campesinos ya comienzan a preocuparse en verdad por la falta de agua para sus sembradíos, porque así en las zonas rurales sí haya lluvias, estas no están llegando tal y como debieran ser y como las esperaban los campesinos, por lo que esto devengaría en la falta de cosechas de varios productos que a la larga generarían una escasez bárbara y por ende, encarecimiento de los productos del campo y más, por los intermediarios que tal vez ya se frotan las manos al encarecer estos productos del campo.

Se entiende que hay invernaderos en donde hoy en día se siembran y cosechas frutos, verduras y legumbres fuera de temporada, desde luego que su producción no será suficiente como lo son las cosechas originales de siempre.

Entre familiares, amigos y vecinos que viven en zonas susceptibles de inundarse sus calles y casas cada temporada de lluvias hay diversas opiniones al respecto de la falta de lluvias, pues hay quienes dicen que así está mejor, pues no hay que sacar el agua, limpiar y secar; sin embargo, hay otras voces que aducen preferir inundarse a estar sufriendo una sequía que a la larga podría ser más perjudicial que estar mojados. Y tienen razón quienes prefieren el agua a la sequía, pues el agua, sea como sea y como llegue, siempre significará vida y salud, pues el agua está presente hasta en nuestros cuerpos, ya que somos más agua que otra materia.

Pero no nada más nuestros cuerpos contienen agua, sino casi todo o todo ser viviente y obviamente que el agua significa vida para todo; si no hay agua no hay vida, así que no le hace que muchos nos inundemos, pues para muchos de nosotros siempre será bienvenida el agua.

Desde siempre se ha dicho que Tepic es muy húmedo, el problema es que esa humedad no significa durará para siempre, pues hoy en día se sienten cada vez más los estragos de la falta de agua en el subsuelo; si bien sigue habiendo humedad que es muy palpable en paredes, muebles y hasta en la ropa, la falta de agua en las tuberías no es nada más por descompostura de los pozos abastecedores, sino que cada vez se tiene que profundizar más en los pozos para extraer el líquido.

Y así aún siga habiendo zonas en donde al escarbar a los dos metros de profundidad brota agua, hay otras zonas en donde ya no brota la misma, ojos de agua que ya se han secado tanto en forma natural como a propósito.

Sea pues. Vale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights