abril 24, 2024

Por Andrés García Torres

Debería llamarse más concretamente Principio de NO-Contradicción, puesto que justamente lo que expresa es la necesidad de NO CONTRADECIRSE. Su fórmula es la siguiente: “Es imposible afirmar y negar un mismo predicado a un mismo sujeto al mismo tiempo y Bajo el mismo aspecto”. También puede anunciarse así: “Dos proposiciones contradictorias no pueden ser a la vez verdaderas”. Estos enunciados no son sino aplicaciones del enunciado fundamental que rige el orden real o metafísico: “Es imposible que una cosa sea y no sea al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto”. O bien: “Es imposible ser y no ser a la vez”.

El principio de Contradicción, como puede observarse, tiene las propiedades de todo Primer Principio. O sea, es evidente, universal y necesario. Además, nótese que es imposible demostrarlo, pero también negarlo. Quien intente demostrarlo ya lo está dando por supuesto, en el momento en que inicie la demostración y que le dé un significado (y no otro) a sus palabras. Quien intente negarlo está aceptándolo, pues su negación implicaría que no quiere afirmarlo; y justamente esta exclusión de la afirmación y de la negación simultánea de cualquier cosa es lo que expresa el Principio de Contradicción:

a). – El Principio de Contradicción se conoce implícitamente en cualquier juicio. De no aceptar esto, sería imposible preguntar o saber cualquier cosa.

b). – Ni Hegel, Georg Wilhelm Friedrich negó El Principio de Contradicción. En realidad, su teoría indica que un concepto aislado envuelve ciertas contradicciones que exigen la evolución dialéctica, hasta que tales contradicciones sean sobrepasadas. Su teoría en lugar de negar el principio de contradicción, lo que hace es salvaguardarlo. En el célebre Prefacio a los Principios de la Filosofía del Derecho (1817) afirma que la tarea de la filosofía es “concebir lo que es, pues lo que es la razón” y que tal como el individuo es hijo de su tiempo; de la misma manera, la filosofía es su tiempo aprehendiendo pensamientos”.

Dado que el principio de contradicción es una herramienta básica para los juzgadores hoy día, también debemos enseñarnos a razonar con éste principio a la hora de resolver teoremas de la política, de la seguridad pública, del medio ambiente, de la educación, de la salud y del bienestar en general para el ser humano; ya que como lo dice el Papa Francisco en su encuentro (Audiencia) con una delegación de Abogados de los Estados Miembros del Consejo de Europa, “Que el estado de Derecho nunca sea objeto de la más mínima excepción, ni siquiera en tiempos de crisis”. La razón es que el estado de derecho está al servicio de la persona humana y pretende tutelar su dignidad y no admite excepciones, Es un Principio. El medio ambiente debe estar protegido dado que las nuevas generaciones tienen derecho de recibir de nosotros un mundo bello y habitable y esto nos inviste de serios deberes hacia la creación de la naturaleza que hemos recibido de las manos generosas de Dios. Yo agregaría que para que el mundo sea habitable, debe haber paz, amor, armonía. Y Todo ello significa una gran responsabilidad en nuestro actuar hoy día.

En otras palabras, no podemos hacer caso omiso a los deberes, sobre todo porque con el actuar en nuestros días, estamos construyendo el futuro, que con suerte podamos disfrutar también nosotros.

La Principal Aplicación del Principio de Contradicción es servir como piedra de toque en una serie de proposiciones, como las de un tratado científico. Si esa serie de proposiciones NO RESISTEN el principio de contradicción (Es decir, si se encuentran contradicciones internas), ya puede tratarse el tratado como defectuoso. Lo que primeramente exige la lógica a cualquier pensamiento es la ausencia de contradicciones internas o mejor, LA POSITIVA COHERENCIA EN SUS ASERTOS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights