abril 24, 2024

Por Sergio Mejía Cano

El intelectual y escritor, Carlos Monsiváis dijo alguna vez en una entrevista, durante el sexenio de Vicente Fox Quesada, que la política en México se parecía más a un teatro de revista que a algo más serio, palabras más, palabras menos, y esto derivado de las locuras y ocurrencias todas fuera de orden en el comportamiento del entonces presidente Fox (2000-2006), tarugadas que le aplaudían los arrastrados de siempre y, si bien hubo muchas críticas al respecto, como en ese tiempo no existían las redes sociales como hoy en día, esas críticas permanecían en el anonimato o en la clandestinidad.

Y precisamente debido a la no existencia de las redes sociales tal y como las conocemos hoy en día, en donde la mayoría de la población puede dar su opinión y forma de pensar, así como hacer y publicar sus propios análisis de los personajes públicos como políticos, empresarios, del deporte y de la farándula. Y como no eran las redes sociales como ahora, fue por eso que Vicente Fox engatusó a mucha gente haciéndole creer que ahora sí venía un cambio verdadero para el destino del país; sin embargo, ahora a toro pasado se comprueba cada vez más que todo fue una farsa, un montaje muy bien orquestado para que sí hubiera un cambio pero nada más de partido político y que así, todo siguiera igual o peor, tal y como se ha hecho fehaciente hoy en día.

En su momento hubo voces disidentes que señalaban que Vicente Fox no estaba muy bien de sus cabales, que no le subía el agua al tinaco, que era un ente manipulado por quienes manejaban el país tras bambalinas, que lo estaban inflando mediáticamente para que lograra embaucar a gran parte de la ciudadanía ávida de un cambio en la política del país. De ahí que quienes manejaban y manipulaban supieron dar en el clavo haciéndole decir a Fox que acabaría con el PRI y los que habían gobernado en los años recientes. Algo similar a cuando don Vito Corleone le dice a su lugarteniente, Luca Brasi, que fuera con los Tattaglia y les dijera que ya no estaba a gusto con la familia Corleone.

En aquel tiempo se decía que quien estaba creando a su Frankenstein era Carlos Salinas de Gortari, de ahí que haya influido ante el Poder Legislativo para que se reformara la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para que en lo sucesivo los requisitos para ser presidente de la República el aspirante ya no fura mexicano por nacimiento e hijo de padre y madre mexicanos también por nacimiento; y esto, porque la mamá de Vicente Fox era española y esto impedía que pudiera ser candidato el pasmarote que iban a imponer en la Presidencia del país.

Así que todo se fue acomodando a modo para allanarle el camino a Fox Quesada y así facilitar su llegada a la Grande, a la silla presidencial, un lugar que Vicente Fox nunca pudo comprender lo que esto significaba debido a que su escaso cacumen no daba para más. Sin embargo, como para todo hay remedio menos para abandonar el mundo, con ponerle traductores como el señor Rubén Aguilar Valenzuela, encargado de descifrar lo que había querido decir el entonces señor presidente, y esto debido a que decía cada barbaridad que había que aclararla de inmediato y darle un sentido congruente y no tan disparatado como todo lo que hacía y decía Vicente Fox.

Todo esto viene a colación, porque ahora las cúpulas que hoy se sienten ofendidas por haber perdido privilegios y prebendas, así como verse obligados a tener que pagar contribuciones, impuestos que anteriormente evadían en contubernio con gobiernos priistas y panistas que, ahora se comprueba que eran y son los mismos, están imponiendo a otro títere, en este caso femenino: la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, como su candidata a la Presidencia de la República para las próximas elecciones del año entrante: sin embargo, el problema ahora que carla el Frente Amplio por México (FAM) que mangonea el empresario Claudio X. González Guajardo, es que hoy en día gran parte de la población ya está más enterada de lo patético con que se ha estado conduciendo ese mentado FAM que, en sí no es por México, sino por los intereses y prebendas que sienten les han arrebatado en la actual administración y todo, gracias precisamente a las redes sociales en  donde ya sea para bien o para mal; pero dan información de todo, ya sea falsa o verídica o todo lo contrario.

Hoy gracias a las redes sociales gran parte de la ciudadanía se dio cuenta de lo patética que ha resultado la forma como impusieron a su candidata, la señora Gálvez que va porque va.

Sea pues. Vale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights