abril 24, 2024

>> Violencia e inseguridad factores

>> Emigración récord de documentados

>> Brecha salarial, incentivo

>> México principal receptor de visas

Por Agustín Vargas *

En las últimas semanas arreciaron los flujos migratorios de mexicanos hacia los Estados Unidos, fenómeno que se ha agravado todavía más por la oleada de migrantes de otras nacionalidades que intentan llegar a la Unión Americana cruzando por nuestro territorio.

A la par de las señales de recuperación de los flujos migratorios de México y de otros países de América Latina y el Caribe hacia Estados Unidos posterior al inicio de la pandemia por Covid-19, se observan importantes factores que continúan propiciando estos desplazamientos, además de la exacerbada violencia e inseguridad que se ha desatado en casi toda la República Mexicana.

La amplia brecha salarial existente entre México y Estados Unidos continúa siendo uno de los incentivos para el flujo migratorio de población mexicana al vecino país del norte.

Una persona de nacionalidad mexicana con estudios de secundaria, en promedio puede ganar 14 veces más en Estados Unidos que en México (3,672 vs. 261 dólares mensuales corrientes) y en el caso de una con estudios de licenciatura esta diferencia es de 8.5 veces más en Estados Unidos que en México (4,792 vs. 562 dólares mensuales corrientes).

No obstante, en Estados Unidos existen diferencias significativas entre los niveles de ingreso promedio de la población migrante mexicana y la población nativa, siendo en promedio menores aquellos del primer grupo, aun considerando las diferencias por nivel educativo.

De acuerdo con el Anuario de Migración y Remesas México 2023, elaborado conjuntamente por el Consejo Nacional de Población y BBVA México, otro de los factores relevantes ha sido la recuperación de la demanda de empleo. En junio de 2023, la tasa de desempleo para los migrantes mexicanos se ubicó en 3.6%; es decir, niveles históricamente bajos.

Esto es un factor que ha contribuido a un aumento de los flujos de remesas a México en los últimos años. No se trata de un fenómeno inusual: en el pasado se han visto incrementos similares en los flujos de remesas hacia México en episodios en los que el  mercado laboral en Estados Unidos ha mostrado  niveles de fortaleza como el actual.

En ese sentido, la migración a Estados Unidos se incrementó en los últimos dos años, incluyendo a la población migrante mexicana que pasó de 11.9 millones en 2021 a 12.2 millones en 2022, de los cuales 4.1 millones tenían la ciudadanía estadounidense, 3.0 millones poseían una Residencia Permanente Legal y 5.1 millones eran no documentados.

Migrantes, niveles récord

En términos de flujo migratorio, se pueden observar importantes incrementos tanto en la emigración mexicana no documentada como en la documentada. En el caso de los primeros, el primer semestre de 2023 registró 381 mil encuentros de migrantes mexicanos con la autoridad migratoria de Estados Unidos (aprehensiones y expulsiones), lo que representó un aumento de 7.5% con respecto al segundo semestre de 2022.

Es importante mencionar que en mayo de este año el presidente Joe Biden terminó las expulsiones por Título 42 (aquellas realizadas por argumentos de Salud Pública), de tal manera que a partir de junio de 2023 ya no se efectúan “expulsiones inmediatas” bajo el recurso legal del cuidado de la Salud Pública y se contempla únicamente las “aprehensiones” consideradas por el Título 8.

Este incremento de encuentros con la autoridad migratoria dio lugar a niveles de población mexicana devuelta por Estados Unidos que no se registraban desde 2013, con 258 mil eventos registrados en 2022 y teniendo como principales estados de devolución a Chiapas, con 11.4% del total de los eventos, seguido de Guerrero (10.1%) y Oaxaca (8.9%).

En cuanto a la emigración mexicana documentada a Estados Unidos se encuentra que no solamente se ha incrementado en los últimos dos años, sino que ha crecido a niveles récord.

Los principales impulsores de este incremento han sido la emisión de visas tipo H-2A referentes a trabajo agrícola las cuales se ubicaron en 276 mil en 2022, y las visas tipo H-2B que son otorgadas para “trabajo temporal realizando otros servicios” de las que se emitieron 85 mil en ese año para la población migrante mexicana.

Cabe resaltar que en ambos tipos de visa México se coloca como el principal receptor, representando el 92.5% del total de las emisiones de visas H-2A y 67.7% de las visas H-2B.

Síganos en www.habitatmx.com

Escríbanos también a avargas@habitatmx.com

*Periodista, director de la Revista Hábitat Mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights