abril 22, 2024

Por Sergio Mejía Cano

Bien dicen que el tiempo descubre muchas de las razones que se dan en lo inmediato y que se podrían prestar a malas interpretaciones. Hace días se informó en la mayoría de los medios de comunicación que Ferromex había detenido 60 corridas de sus trenes de pasajeros dizque para proteger la integridad física de los migrantes que viajan a bordo de sus trenes. Sin embargo, hoy se confirma que el motivo real se debe a detener a los migrantes a como dé lugar.

La nota de que Ferromex detenía sus trenes para proteger la integridad física de los migrantes de inmediato levantó la sospecha de que esto era una vil falacia, debido a que esta empresa concesionaria de algunas de las rutas de los otrora Ferrocarriles Nacionales de México no pone la atención debida a sus propios trabajadores, así que menos se preocuparía de los migrantes.

Se dice que uno de los prestanombres y que figura como socio principal del Grupo México, Germán Larrea Mota Velasco, también maneja varias minas en nuestro país y, ahí surge uno de los principales ejemplos de que poco le importa a este Grupo empresarial la contaminación que, a lo largo ya de muchos años se ha documentado que hacen derrames de desechos tóxicos a arroyos y ríos, sobre todo el norte de la República Mexicana. Así que, si al socio principal de Ferromex no le interesa la vida de los habitantes del entorno a los ríos y minas que han contaminado en gran manera y ni la vida y salud física de sus trabajadores tanto de las minas como de las líneas férreas, mucho menos les iba a interesar la vida de los migrantes.

Ahora se aclara que el motivo de la detención de los trenes en parte del norte de nuestro país es debido a que, de acuerdo con autoridades del Instituto Nacional de Migración, así como de los Estados Unidos, ya no quieren que lleguen tantos migrantes al vecino país del norte. Y según como alguna vez alguien señaló que la cantidad de fosas clandestinas o tantos cadáveres como en San Fernando en Tamaulipas se debía precisamente a la detención de los migrantes impidiéndoles llegar a la frontera norte; ahora se bajarán de los trenes en que viajan y, que, según lo que se ha informado en los medios, se les deportará mandándolos a su país de origen.

Recientemente se informó que la secretaria de Relaciones Exteriores de México, Alicia Bárcenas, había dicho ante autoridades estadounidense que tanto México como los Estados Unidos habían sido rebasado ya por la enorme cantidad de migrantes con miras de llegar a ese país del norte y así buscar el sueño americano.

Y he aquí lo que podría ser el meollo del asunto: el famoso sueño americano, pues muchos de los migrantes creen que una vez estando en los Estados Unidos su vida cambiará radicalmente; pero para la mayoría no es así, ya que ahora son otros tiempos y, si bien a varios de los migrantes les ha ido bien y lograron lo que tanto anhelaban ya una vez estando allá y así poder mandar divisas a su país de origen, muchos de ellos también han quedado en el camino sin que sus familiares sepan de bien a bien sobre su destino; si aún andan buscando el sueño americano o quedaron el en desierto o en una fosa clandestina antes de llegar a la frontera norte de México.

Para disuadir a los migrantes de que ya no busquen el sueño americano estaría no en bajarlos de los trenes interrumpiéndoles el paso, sino dando información veraz y precisa sobre la situación económica tan adversa por la que están atravesando los Estados Unidos, que es un país que ya tiene mucho tiempo que su bonanza ha decaído irremediablemente y que ya no puede dar la satisfacción de vida a sus ciudadanos y menos a los migrantes.

Queda claro que a muchos de los migrantes que llegan a los Estados Unidos les va bien, es debido a que no todos los nativos descendientes de los anglosajones están dispuestos a trabajar en labores pesadas, que no quieren ir al campo a cosechar ni hacer trabajos pesados y, que gracias a esto muchos migrantes llegan a acomodarse hasta que muchos de ellos son víctimas de fraude por sus mimos empleadores que los amagan con la migra si protestan por algo y así birlar sus ganancias.

Se habría de informar a nivel mundial que la vida en muchas ciudades de los Estados Unidos no es como se ve en las películas; que hoy en día hay infinidad de gente en situación de calle, mucha drogadicción y, desde luego, mucha más violencia que en los propios países de origen de los migrantes. Que ahora se sufre hambre y frio y que el sueño americano desde hace mucho ya no más.

Sea pues. Vale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights