marzo 4, 2024

Por Sergio Mejía Cano

La editorial “Inefable” estaba invitando a la presentación del libro “El amo de Jalisco” del escritor y periodista Ricardo Ravelo, para el sábado 02 de diciembre a las 06:00 p.m., en las instalaciones de la Librería Gonvill, en su sucursal de la colonia Chapalita, del municipio de Zapopan, Jalisco. Sin embargo, el periodista Julio Hernández López, quien sería el presentador de dicho libro, informó en su programa “Astillero Informa” en YouTube del viernes 29 de noviembre, que sin ninguna explicación la librería había cancelado esta presentación y, además, que no vendería el libro en ninguna de sus sucursales.

Y el periodista Julio Hernández, quien también es conocido como Julio Astillero, en el mismo canal de YouTube, pero en otro de sus programas denominado “Video charlas astilladas”, presentó al escritor Ricardo Ravelo, quien dijo que su reciente libro se iba a presentar en esta librería debido a que en la Feria Internacional del Libro (FIL) no había sido posible presentarlo, porque detectó un tipo de censura, añadiendo que la editorial Inefable era de reciente creación, por lo que aún no concertaba la venta de este libro en varias librerías, así que si no se podía, estaban viendo la posibilidad de promoverlo vía digital.

Sin embargo, la presentación del libro El amo de jalisco, se llevará a cabo a través de internet en varios portales y, desde luego, en el portal de Julio Astillero quien será el presentador de este libro.

Se tiene la impresión de que la cancelación en vivo de este libro se debe a que se habla de las acciones que ha llevado a cabo el actual gobernador del estado de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, quien ya en alguna ocasión había amagado con demandar al escritor y periodista Ricardo Ravelo por lo que había escrito en dos columnas periodísticas, en donde supuestamente Ravelo difamaba al señor Alfaro Ramírez; sin embargo, no llegó a más tal vez porque el mismo escritor afirmó tener todo lo que escribió bien documentado y con buenos fundamentos, así que ahí murió el amago de la demanda.

Esto de censurar un libro, una película o cualquier otro evento no hace sino despertar aún más el morbo de la gente, nada más hay que recordar lo que originó la posible censura que pedía la jerarquía católica cuando criticó la película “El crimen del padre Amaro”, que hizo que mucha gente acudiera a las salas de cine a ver y comprobar el porqué del disgusto de los jerarcas católicos.

Si en ese tiempo en que se promocionó dicha película, al parecer en el año de 2002, las redes sociales no tenían todavía el alcance de hoy en día y, sin embargo, la posible prohibición corrió como reguero de pólvora haciendo que mucha más gente se interesara en mirarla a como diera lugar.

Claro que desde siempre ha existido la censura, como cuando a la entrada de algunos templos se ponía un pizarrón marcando el “índex” en donde se sugería a los feligreses a no leer o no ver determinados libros y películas, respectivamente; pero igual a como sucede ahora, el famoso índex servía más como promoción que censura. Tal y como sucedió en el sexenio de Vicente Fox Quedada cuando su entonces secretario del Trabajo, Carlos Abascal Carranza hizo presión para que despidieran a una maestra por haber sugerido a sus alumnas la lectura del libro “Aura”, del escritor mexicano Carlos Fuentes, y esto, debido a que una de las alumnas era hija del señor Abascal Carranza.

Claro que despidieron de la escuela a la maestra; pero el libro aumentó sus ventas, según las propias palabras del autor, quien agradeció al entonces secretario de Estado haberlo promovido de tal manera.

Hoy en día censurar algo no sirve de nada prácticamente, pues gracias a las redes sociales en caso de que algo se censure, alguien más lo publica en esas redes, lo mismo cuando se mutila un artículo de opinión o lo dizque corrigen los “correctores de estilo”, de todos modos, ahora existen infinidad de portales y publicaciones que difunden tal cual lo que sufra de algún tipo de censura.

Así que lo más probable es que la censura del libro de Ricardo Ravelo haga el efecto contrario y lo busque y compre más gente de lo que se tenía estimado; aunque ya muchos jaliscienses han afirmado que tal vez de lo que escribe Ravelo en su libro El amo de Jalisco, es lo que se ha rumorado desde que entró a la vida política el ingeniero Enrique Alfaro Ramírez.

Por lo pronto la Librería ya se quemó; aunque hay que tener en cuenta que esta decisión se debió a serias presiones y hasta posibles amenazas.

Sea pues. Vale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights