abril 22, 2024

Por Efraín Moreno Arciniega

Un día, el Zar de Rusia, Nicolás II, mandó matar a miles de Mujiks que se le oponían.

Los Mujiks, como sabemos, son los campesinos de ese país.

Esta acción deleznable del Zar, enfureció al Conde León Tolstoi, entonces ya famoso escritor del mundo y un hombre verdaderamente humanista.

En respuesta de esa acto abominable, Tolstoi mandó circular por todo el mundo un escrito que intituló “No me puedo callar”; donde acusó al Zar de asesino.

En el mismo, Tolstoi señaló algo que nunca he olvidado:

“Los actos de los Mujiks, de oponerse a sus decisiones, se justifican plenamente porque todos ellos son ignorantes; no tienen plena consciencia del respeto que debe guardarse a un Zar; pero lo que Usted hizo es un acto abominable, porque Usted sí sabe lo que hace”.

Hoy, en mi fantasía, quiero ser aquel León Tolstoi:

No me puedo callar, ante la pretensión anunciada del actual Gobierno de México de querer dejar morir, en esta pandemia, a los viejos de este país.

Nuestros viejos, no son cosas.

Son los troncos donde han derivado todas nuestras familias.

Son seres humanos que merecen una oportunidad de querer vivir. Como todos.

Luchar por Todos es la obligación de todo buen gobierno.

Lo triste es que se quiere hacer esto, porque el Gobierno reconoce que es incapaz de atender a todos los que en un momento dado lo requirieran.

¡Abominable!

En su momento, muchos preguntamos de sí México estaba preparado para atender esta contingencia.

La respuesta desde el Gobierno fue Sí.

Es la oportunidad de demostrar que se tiene capacidad para gobernar.

U ¿otra vez se mintió?

Si Dios decide llevarse a algunos de nosotros, que lo haga.

Pero ningún hombre puede decidir la vida de los demás.

¡Un saludo para Tod@s!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights