mayo 20, 2024

Por Sergio Mejía Cano

En el crucero que forman las esquinas de la avenida Insurgentes y la calle Veracruz, han sucedido infinidad de accidentes automovilísticos, sobre todo en el carril de la Insurgentes que corre de oriente a poniente. Este pasado martes 11 no fue la excepción, ya que ahora se vieron involucrados un automóvil  y una motocicleta en donde quienes resultaron más afectados fueron los tripulantes de la moto que de acuerdo a las notas informativas, era un padre de familia acompañado de su hija.

Posteriormente se supo que el señor accidentado era el licenciado Juan Manuel  Treviño Alfaro, comunicador y director de la página “Observador Ciudadano” a quien acompañaba su hija menor de edad. Tristemente este miércoles 13 se conoció la noticia del fallecimiento del señor Treviño Alfaro y que su pequeña hija está delicada pero estable de acuerdo a las personas que están al cuidado de su estado de salud.

Y como era de esperar, en las redes sociales han comenzado a circular fotografías y videos de este accidente que por lo mismo, han empezado a surgir voces que se debería de prohibir subir a dichas redes esta clase de fotos y videos por ser ofensivas para las mentes más susceptibles o que no soportan ver sangre; sin embargo, esto podría ser algo prácticamente si no imposible, sí muy difícil, debido ahora la mayoría de la gente trae un teléfono móvil con adaptación de cámara fotográfica y de video y, quizás ya también por costumbre, en cuanto miran algo que pueda llamar la atención de inmediato se ponen a grabar lo que pueden de cualquier acto o hecho que esté frente a ellos; tan así se ha vuelto costumbre esto, que aun en pleitos del tipo y tamaño que sean, muchas de las veces en vez de separar a los rijosos, las personas se dedican mejor a filmar el hecho que intervenir y posiblemente así evitar que las cosas lleguen a mayores. Pero  tal vez mucha de la gente que no interviene en una bronca lo haga aplicando aquello de que “quien trata de meter paz, saca más”; aunque posiblemente también lo haga para tratar de sacar la mejor imagen y así subirla a las redes y obtener más “me gusta”.

En el caso que nos atañe, en unos videos se observa a los accidentados en su peor situación que a la mejor jamás imaginaron estar y también fotos de los vehículos involucrados y los daños que presentan después del accidente, videos y fotos tomadas casi de inmediato después de ocurrido el golpe porque no se ve autoridad alguna que les impida estar grabando a las víctimas ni lo vehículos; incluso hay cierto acercamiento a los accidentados, padre e hija ensangrentados. Y de igual forma circula otro video que se supone es grabado por una cámara de seguridad debido a la altura con que filma, y en donde en primer plano se ve la cabeza de un individuo para luego verse un camión del servicio de transporte urbano seguido de un vehículo particular circulando de norte a sur por la calle Veracruz cruzando la avenida Insurgentes, y del lado izquierdo se mira a una mujer cargando unas bolsas en la mano izquierda y la mano derecha pegada a la oreja del mismo lado dando la impresión de que va hablando por teléfono móvil. Por la forma en que cruza esta mujer el carril sur de la avenida Insurgentes, se podría intuir que el semáforo que da el siga para los vehículos que circulan por la calle Veracruz de norte a sur está en verde debido a la despreocupación con que la chica atraviesa dicho carril. Apenas ha avanzado unos pasos esta muchacha, cuando al fondo se ve cuando un carro de color blanco va a fuerte velocidad de oriente a poniente y al mismo tiempo se observa que viene la motocicleta por la Veracruz de norte a sur y desde luego se mira el impacto. La muchacha que camina por la acera y que ahora se ve claramente que sí va hablando por teléfono voltea quizás al oír el golpe, pero como si nada le preocupara sigue su camino sin dejar de hablar o ir escuchando su móvil. Luego se mira a un hombre que sale de una puerta volteando hacia la Insurgentes, y fin del video.

Ahora bien: en cuanto a que no se debería de permitir que se subieran a las redes sociales hechos así o parecidos sería poco probable que se llegara a implantar alguna disposición al respecto, pues ahora se podría considerar un teléfono móvil como una extensión de los sentidos humanos, porque si bien antes un testigo presencial podía dar detalles de algo que hubiese presenciado, ahora se apoya con su teléfono para tener más clara evidencia de lo que vio, con fotos y videos a la mano ipso facto.

Sea pues. Vale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights