abril 24, 2024

Por Sergio Mejía Cano

Si en algo se ha coincidido prácticamente en forma general tanto entre conocidos, amigos, familiares y otras personas en encuentros ocasionales en platicas de café o de banqueta es en que los “líderes o cabecillas” del movimiento dizque campesino “Antorcha Campesina”, es en que parecen todo menos campesinos. Y no nada más por la apariencia física sino por la clase de ropa y joyas que ostentan esos supuestos líderes campesinos.

¿Por qué le lloran al recorte presupuestal estos que se dicen dirigentes de campesinos? ¿Por qué dicen que dicho recorte es un ataque a las clases más pobres si en realidad este recorte quienes más lo podrían estar resintiendo son estos pseudo líderes campesinos?

Queda claro que ya tiene tiempo en que es una práctica común que todos los líderes de cualquiera organización, llámese campesina, sindical o de otra índole, viven pomposamente mientras sus agremiados pasas las de Caín cotidianamente sin tener a veces para comer, por lo que no se hace raro que líderes y dirigentes de cualquiera tipo de organización dizque no gubernamental vivan cómodamente y que sean precisamente los que se vean atacados en sus intereses con esta anunciada austeridad republicana.

Desde tiempos muy remotos, cuando alguien vio, notó y comprobó que era muy productivo declararse intermediario entre las clases dominantes y divinas, fue que se gestó la clase sacerdotal que aglutina a pastores y dirigentes de masas de todo tipo, por lo que esta clase de intermediarios formó una casta privilegiada que desde aquellos tiempos vive a expensas de la buena fe de sus seguidores.

Y desde luego que Antorcha Campesina no podría ser la excepción, ya que su dirigencia se apoya en la necesidad de mucha gente que cree que un líder será su salvación y de ahí que se aprovechen de esta gente necesitada que más bien es utilizada como carne de cañón para hacer presión a sus demandas por lo regular inauditas como ahora es el caso en que esta organización a la que se le ha documentado que cuenta con varias propiedades como centros recreativos y hasta gasolineras, quieran seguir mamando del presupuesto siendo que de confirmarse, se podría llegar a afirmar que los verdaderos campesino no disfrutan de dichas instalaciones y mucho menos de las gasolineras que se dice pertenecen a esta organización campesina cuyos líderes o dirigentes posiblemente jamás han escarbado un surco y menos caminar tras una yunta de bueyes de Sol a Sol; y que por lo mismo, la palma de sus manos sea de una tersura tal como las de una dama que jamás las ha tenido encallecidas por manejar un tipo de herramienta que endurezca esas palmas de la mano.

Está documentado, de acuerdo al buscador google, que Antorcha Campesina se fundó en 1974, es decir, en el sexenio de Luis Echeverría Álvarez, y por ende, con el patrocinio del PRI, por lo que se supone que ha recibido apoyo gubernamental por parte de dicho partido político y obviamente en la docena trágica en que gobernó el PAN, porque no hubo protesta alguna por parte de Antorcha Campesina, así que se supone que el PAN siguió apoyando a dicho movimiento campesino. Sin embargo, como ahora se dice que esta nueva administración les ha cortado el agua, vulgo presupuesto, sus dirigentes se dieron a la tarea de organizar marchas y plantones de protesta porque les han dañado sus entradas económicas que, como se ve la cosa, no a los campesinos sea que perjudique esta medida, sino a sus dirigentes que ni sombrero usan, menos huaraches o calzón de manta.

Si este movimiento campesino se fundó en 1974 y el campo cada día estuvo peor sobre todo a partir del sexenio de Carlos Salinas de Gortari, entonces ¿de qué o para qué ha servido este movimiento? Ya tiene años en que se grita constantemente por verdaderos campesinos que “el campo no aguanta más”, que muchos campesinos han tenido que emigrar principalmente hacia el vecino país del norte y otros más hacia las zonas urbanas por haber caído el campo en una recesión casi mortal y ¿qué hizo ante todo esto Antorcha Campesina? ¿Por qué no protestó como ahora lo hace que el campo dejó de producir provocando que infinidad de campesinos se vieran en tan precaria situación económica al grado de tener que vender sus parcelas? Y a propósito de parcelas y ejidos, ¿por qué no hizo nada Antorcha Campesina cuando se cambió la Reforma Agraria para que los ejidatarios tuvieran que vender sus parcelas y se enajenó a los ejidos para poder conformar nuevamente los grandes latifundios tipo porfiristas?

Sea pues. Vale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights