marzo 4, 2024

Hay muchos que estudian para ignorar. 

Sor Juana Inez de la Cruz 

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez 

La reciente visita de Joe Biden y Justin Trudeau pintaron de cuerpo entero al presidente López Obrador y su corta estatura para convertirse en un líder de América Latina, ya sabemos que se siente más cómodo con los presidentes que se cargan a la izquierda, siente simpatía por los más recalcitrantes que rayan en las actitudes tiránicas y dictatoriales, son evidentes sus carencias como mandatario, una cosa es la coreografía en la que suelen convertirse las reuniones internacionales que le dieron la oportunidad de pasear en la «Bestia» de Biden y que le alcanzó hasta para que aterrizaran en el AIFA y otra los verdaderos resultados. 

Para el gigantesco ego de López debe ser terrible saber que no será el nuevo Simón Bolívar, ni siquiera un líder aglutinador de América. Insisto en el trato que principalmente EU le da a México tampoco será de socio comercial, por el contrario estamos a punto de entrar en disputas legales por la política energética y el quebranto de lineamientos en el T-MEC, las políticas migratorias no se movieron ni un ápice con Trump ni con Biden, para ellos seguimos siendo la frontera y la obligación de ser ese muro pero en la zona del río Suchiate más al sur y para eso se sigue usando a la Guardia Nacional y para cuidar al Metro de la Ciudad de México. 

Por si algo faltara para el tabasqueño y el ocaso de su mandato, ya reapareció su amigo Donald Trump, el republicano más «clasista y racista» contra los latinos, López hasta le escribió un libro de título «Oye Trump», pero luego se tendió como tapete igual que Peña Nieto y fue a Washington para ser parte de la campaña del 2020, ahí hasta leyó de corrido, no hizo tantas pausas en su discurso del jardín de las rosas en la Casa Blanca, luego la imagen de López apareció en un promocional para los migrantes que ya son residentes y votan en aquel país, todo lo que criticaba de Peña lo hizo, aquello de ponerlo en su lugar solo fue una habladuría más. 

Que conste que no se trata de bravuconadas con un profesional como Trump, se trataba de endurecer el discurso, de levantar la cabeza y no arrastrar el orgullo. El magnate ya está en campaña, quiere regresar a la presidencia de EU y lo hará con un discurso incendiario, con división y va a usar la imagen del Pejelagarto a quien sigue ninguneando con aquello que lo dobló en las negociaciones del T-MEC, el sábado pasado en New Hampshire, tachó a López de socialista y habló de «necesitamos 20 mil soldados en la frontera y que nadie cruce a Estados Unidos, que todos se queden en México». 

El presidente de México ha disculpado a Trump diciendo «así es él», lo consideró su amigo, aquí se lo dije eso era un gran error y también comenté que tarde o temprano lo iba a utilizar de manera política para sus fines, ahora su «amigazo» le recetó otro revés y lo pone como timorato al decir que «Llamó al presidente (AMLO) y me dijo, señor estaremos honrados en darle 28 mil soldados y estaremos honrados en mantener a todo el mundo en México». 

La semana pasada apareció «Never Give An Inch», el nuevo libro de Mike Pompeo, el exsecretario de Estado de EU y en sus páginas se puede leer que Marcelo Ebrard, canciller de López Obrador, quiso ocultar el acuerdo migratorio. El asunto es que, durante la administración de López, el que se dice humanista, pero se vanagloria de las remesas que mandan los paisanos como si fuera uno de sus logros, la migración ha aumentado y EU ha endurecido su política con el plan «Quédate en México» confeccionado en la administración Trump y que no ha sufrido cambios con Biden. 

Incluso durante, los agentes fronterizos de Estados Unidos encontraron casi 2,4 millones de migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México, lo que supone un aumento del 37 por ciento en comparación con los 1,7 millones de encuentros registrados durante el periodo anterior. 

Así los tiempos de los diferentes en Palacio Nacional, la coincidencia en los tiempos electorales en ambas partes de la frontera va a desnudar los acuerdos ocultos que hayan realizado, pero el ataque de Trump a López se va a poner peor como avance el reloj y le van a dar con todo… aunque mejor ahí la dejamos. 

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_. 

Hasta la próxima.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights